Octubre 30 de 2017

Desde el momento en que decidiste vender tu casa, lo más importante es ponerla a punto para la muestra a potenciales compradores, sobretodo teniendo en cuenta que hoy, la oferta de inmuebles es mayor, por tanto el mercado es más competitivo.
Un "Open House" representa la oportunidad de mostrar los mejores atributos de tu casa, y ofrece a los potenciales compradores la posibilidad de "Sentirla".

En este artículo te contamos lo que hay que saber sobre el "Open House" o Muestra de una propiedad

 

La responsabilidad es compartida entre el Agente Inmobiliario y el propietario, cuando de Open House se trata. De hecho, aunque no estés en el Open House (y nunca, nunca deberías estar), hay varias formas de interrumpir o arruinar una muestra y ahuyentar al potencial comprador.

Tené en cuenta esta recopilación de 8 Tips que podrían causar impacto (bueno o malo) en un Open House. El resultado positivo de ésto, sería la venta de tu casa.

       1. Nunca dejes a tus mascotas en la casa

Las mascotas traen alegía a nuestras vidas, sin embargo, pueden ser molestosas y hasta problematicas a la hora de mostrar la casa. Esto es así por varias razones. Logísticamente, habría que mantenerlos alejados de los potenciales compradores, a quienes podrían no gustarles las mascotas, inclusive hay quienes no se ven viviendo en un lugar donde antes habían mascotas. Esto significaría mantener un área de tu casa bloqueada para el acceso, y eso sí que no es recomendable en absoluto. Y, ni hablar de las probabilidades de que, inesperadamente dejen su "marca", justo a la entrada de una hermosa habitación.

Lo ideal es, dejar ese día a tu mascota en casa de unos amigos o algún familiar, y evitar de cualquier forma que la casa presente señales de ser habitada por mascotas (juguetes, comida, olores, manchas, etc.). Vender una casa con mascotas, exige ciertas consideraciones y cuidados extras. Existen compradores de casas que verán estas señales como un completo "NO a la casa".

       2. La cocina debe estar impecable

No vas a creer la cantidad de personas que ignoran sus cocinas a la hora de mostrar sus casas. Poner los cubiertos y vajillas sucias en el lavabo, no las hace invisibles. Incluso si todo el resto de la casa está perfectamente limpia y ordenada, una cocina sucia ahuyenta a los potenciales compradores. Es muy importante que no hayan platos sucios, ni ningun olor desagradable. 

Podrías considerar remover todos los articulos decorativos, e incluso los potes de las mesadas, si estos podrían dar la impresión de desordenados o crear un ambiente recargado. Cuanto más espacio vacío tenga tu cocina, mejor impresión da. 

También deberías considerar el orden absoluto en las habitaciones y espacios contiguos a la cocina, como ser el lavadero, dormitorio de servicio, depósito, etc. Aunque no creas, esos lugares son siempre visitados por los interesados en tu casa, y no deberían ser dejados de lado jamás.

Recordá que no estás vendiendo parte de tu casa, sino toda, por tanto deberías asegurarte de que todos los ambientes que el potencial comprador va a visitar, estén en perfectas condiciones para el Open House.

       3. Guardar las tohallas

Mantener las tohallas usadas (y que pretendas usar de vuelta) fuera de vista y guardadas en el closet, tiene doble beneficio: no solo da la impresión de un ambiente ordenado y bien presentado; sino también las mantiene alejada de germenes y suciedad del desfile de espectadores del día. 

De hecho, recomendamos que apartes un juego de tohallas decorativas de mano y baño para cada Open House.

       4. Contratar un servicio de limpieza

Cuando pensamos en cuánto cuesta realmente una casa, es fácil entender por qué las personas esperan como mínimo limpieza en un Open House. Sorprendentemente, no todos cumplen con la marca cuando se trata de una casa limpia. Por tanto, si tenés que contratar un servicio de limpieza para realizar ese trabajo, hacelo.

Los profesionales de la limpieza, van a llegar a puntos que quizás vos ni te des cuenta que existen. Ellos inclusive pueden ordenar y eliminar olores que si lo hicieras personalmente, no podrías. La preparación de la casa para la muestra, es particularmente importante cuando se trata de varias visitas de potenciales compradores. Mostrar una casa sucia y/o desordenada a los potenciales compradores, sin duda encabeza la lista de los peores errores que pueden cometer los vendedores en un Open House.

         5. Escuchar una segunda opinión

Luego de limpiar y presentar tu casa, una vecina curiosa y bien directa ¡puede ser una bendición! Con el tiempo, podés acostumbrarte fácilmente a los olores que ya conviven en tu casa, incluso después de una limpieza profunda. Vas a necesitar de un tercero neutro que te diga la verdad, y no lo que quieras escuchar. Así que, no te ofendas si tu vecina te dice que tu casa huele mal. En este momento, no te conviene cuidar tu ego, estás tratando de vender tu casa, y esa segunda opinión es muy importante.

        6. Mantenimiento constante del jardín y piscina

Ese jardín del frente es lo primero que ven tus visitas, así que, aseguráte de que esté impecable, si es posible, ornamentado. El cesped debería estar bien cortado, y cada una de las flores decoradas y en buena forma. Y, a menos que sea el día en que pase ´el basurero´, y no tengas opción, no dejes las bolsas en frente. Algo que no deberías olvidar, es la limpieza de la piscina. Tené en cuenta de que ésta podría representar una de las razones principales del interés en tu casa. Nada aleja más a los potenciales compradores de la idea de comprarte la casa, como una pila de bolsas de basura, y un jardín y piscina que den la impresión de que requieren mucho trabajo. Recorda que querés que tus potenciales compradores, se enfoquen solamente en lo más atractivo de tu casa.

        7. Limpieza exterior general

Dependiendo de donde vivas, el exterior de tu casa puede acumular una cantidad significativa de suciedad, a medida que cambian las estaciones. Es posible que no lo hayas notado si ocurrió gradualmente, pero tus visitantes del Open House, seguramente van a ver el moho en el revestimiento, las ventanas manchadas o sucias, y las canaletas obstruidas. Igual que el interior de la casa, el exterior se tiene que ver fresco y limpio, si querés impresionar positivamente a tus potenciales compradores.

        8. Fotografías, artículos religiosos, medicamentos y propaganda política, tienen que desaparecer.

Cuando tus potenciales compradores entren a tu casa, deberían poder imaginarse a sus familias en ese living, y no a la tuya. Ellos no necesitan ver tus fotografías familiares, ni identificar tu religión o partido político a medida que recorren la casa. 

Hay una razón por la que los "Home Stagers" (profesionales que asesoran y preparan las casas en venta para los "Open House"), desperzonalizan las casas para las muestras. Ciertamente, lo que ellos buscan es, que los compradores puedan visualizarse viviendo entre esas paredes; pero también, buscan eliminar cualquier ´munición´ que pueda ser utilizada en tu contra en el momento de la negociación. Uno de los lugares a tener en cuenta, por ejemplo, es el botiquín de medicamentos. Deberías vaciarlos para la muestra. 

Lo mismo pasa con las fotos familiares, y cosas como bastones y andadores. Por ejemplo: si el propietario es una persona muy mayor, pueden suponer que el precio que éste está dispuesto a aceptar, es inferior al precio de venta expuesto, y que seguramente ya no puede mantener esa casa. Evitar que los potenciales compradores conozcan tantos datos personales, no es solo una buena puesta en escena, es más importante que eso.

 

 

 

IVALDI Asesoría Inmobiliaria Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2019 ivaldipy.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co